Machismo y sexismo en Tokyo 2020

Machismo y sexismo en Tokyo 2020

Gimnasta de la selección alemana/ EFE.

Tokyo 2020 está siendo reflejo del machismo, del sexismo, de la LGTBIfobia y del tabú de la salud mental

El pasado 23 de julio comenzaban los Juegos Olímpicos (JJOO) en Tokyo, unos JJOO inusuales enmarcados, indudablemente, por la pandemia causada por la COVID-19. Para ello ha habido estrictos protocolos de seguridad para intentar que dichos eventos deportivos se disputen con la máxima protección para los deportistas y sus delegaciones.

Sin embargo, pese a ser unos JJOO innovadores, han salido a la luz diversas conductas machistas y sexistas que no son otra cosa sino reflejo de la sociedad. Son muchas las competidoras de diferentes países quienes han denunciado estas normas que no tienen ninguna justificación deportiva a sus espaldas. Son, simplemente, sexistas y machistas.

Un ejemplo de ello son los maillot con los que compiten las gimnastas, los cuales dejan ver sus piernas al completo como un bañador, en cambio, el vestuario masculino que se emplea para la misma competición se compone de un pantalón largo y una camiseta de tirantes que deja al descubierto únicamente los brazos.

A modo de denuncia, las gimnastas alemanas han querido plantarle cara a esta situación utilizando un uniforme de pantalón largo. Además, explican que los maillot que emplean las gimnastas no son cómodos para la realización de los ejercicios, por lo tanto, si no es cómodo ¿por qué se utiliza?

Las gimnastas alemanas con uniforme de pantalón largo. Fuente: @pauline_schaefer

En cualquier deporte, indistintamente del prestigio que tenga la competición, lo único que debería importar es la habilidad del competidor o competidora y no el uniforme con el que realice el ejercicio. Si realmente es más cómodo ejecutar la prueba con pantalón largo no hay otro criterio válido para seguir llevando un maillot diferente por el hecho de competir en categorías femeninas.

La selección noruega de balonmano playa

Selección noruega de balonmano playa. Fuente: Twitter

Otro caso que también ha resonado en estos JJOO, un gran altavoz para este tipo de denuncias que en cualquier otra época del año pasan desapercibidas, es la denuncia de la selección noruega de balonmano playa. Este equipo se negó a competir en bikini, el uniforme habitual femenino en esta competición y por ello fueron sancionadas. El motivo de la sanción (de 1.500 euros, 150 por jugadora) fue que, en el caso de las mujeres, se les obliga a usar una prenda inferior a los 10 centímetros.

Si estas normas se aplicasen por igual a hombres y mujeres y tuvieran detrás una razón puramente deportiva se entendería, sin embargo, son normas que únicamente se aplican a las mujeres y, además, carecen de criterios deportivos.

Los JJOO Tokyo 2020 están marcados no solo por la pandemia, también están siendo reflejo del machismo, del sexismo, de la LGTBIfobia y del tabú que sigue siendo la salud mental. Más allá de las competiciones deportivas, se está dando voz a muchos obstáculos que tienen que superar los deportistas de élite para competir. Muchos de ellos ya han dicho ‘basta’ a esta situación y no dudan en plantarle cara a la organización de esta competición que parece que vive absorta a lo que sucede en la sociedad.

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Lucía Martín

Redactora Web