Drag Race: God save Farala.

Drag Race: God save Farala.

La final estuvo disputada entre Carmen Farala, Sagittaria y Killer Queen pero fue la sevillana quien se llevó la corona. 

Drag Race España ha llegado a su fin y España saluda a su nueva reina, Carmen Farala pero no nos dejamos de arrodillar ante las nueve reinas que han competido y nos han deleitado con su talento. Esta semana no hubo mini reto y las reinas tuvieron que prepararse para el día de la coronación y el lip sync final además de ser entrevistadas por Supremme Deluxe y hacer una coreografía con videoclip con el asesoramiento de Carmelo Segura. Antes del día de la eliminación, las reinas tuvieron la oportunidad de abrirse frente a Supremme y contar cómo comenzaron a ser drag queens o los orígenes de sus vidas. Mientras se maquillaban, hubo un pequeño enfrentamiento entre Sagittaria y Carmen Farala puesto que Farala le recriminaba a su compañera que no se había abierto del todo y que sólo pensaba en el concurso pero se zanjó con un abrazo entre ambas. 

Después llegó el gran día de la coronación y también el lip sync final y la canción elegida fue La gata bajo la lluvia de Rocío Dúrcal y las reinas lo dieron todo sobre el escenario, regalando a los espectadores una fantasía desgarradora y nostálgica pero con un poder descomunal ya que las tres pusieron toda su fuerza con sus cuerpos y  por supuesto, con sus mejores galas. 

Carmen Farala eligió un vestido largo y plateado con una peluca morena y ondulada, pero en el clímax del lip sync se la arrancó y nos sorprendió con una peluca mojada, como la gata de la Dúrcal. 

Sagittaria por su parte apostó por su estilo de aute couture; enseñando pierna, cintura de avispa y un antifaz que cubría su pecho, sin que faltara una buena peluca rubia. 

Killer Queen se vistió con toda su lujuria y se inspiró en Úrsula de La Sirenita, es decir, en Divine, jugando con los tonos oscuros y quitándose complementos, siguiendo los pasos de Coco Chanel.

Uno de los mejores momentos fue cuando volvimos a ver a las diez reinas juntas en la pasarela desfilando con sus mejores galas con looks muy elaborados como la fantasía de Drag Vulcano, la elegancia de Dovima Nurmi y la extravagancia de Hugáceo Crujiente. Después del lip sync, conocimos a la nueva reina, Carmen Farala a la que vimos muy emocionada, mojada y sujetándose la corona. 

El resumen que deja esta temporada de Drag Race España es que ha demostrado el talento drag que hay en el país y que más allá de una estética, es una forma de vida para muchas personas que se esfuerzan por entretener al público, al igual que un actor o un músico y que se debería de apostar más por esta disciplina que actualmente es más frecuente encontrarla en el ocio nocturno cuando deberíamos poder disfrutar del drag en más espacios. 

Nuestra puntuación...

5/5

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email