Drag Race Titanas travestis camino a la final.

Drag Race: Titanas travestis a las puertas de la final.

Todas las que estaban allí presentes le apoyaron y Supreme Deluxe lanzó un mensaje muy contundente a favor de la diversidad y en contra de toda represión. La invitada de la semana fue la ganadora de Drag Race Holanda, Envy Peru y en la pasarela, Pupi Poisson presentó a Pepi Pasión que tenían un gran parecido en todos los aspectos y hasta se le rompió el tacón y siguió desfilando de puntillas, algo que Pupi podría hacer perfectamente dentro de su performance.

Las siguientes fueron Carmen y Carla Farala, las Sherlock Holmes travestis con unos trajes a cuadros con lupas incluidas.
Sagittaria y Neptuna, completamente de rojo desfilaron aunque no terminaban de parecerse, pero supieron defender sus pasarela.

El capítulo siete de Drag Race deja a Pupi Poisson a las puertas de la gran final y la corona está en juego entre Carmen Farala, Sagittaria y Killer Queen.

El mini reto de la semana dejaba a las reinas sin espejo y tenían que maquillarse a ciegas en menos de tres minutos y las reinas, bastante agobiadas, hicieron lo que pudieron, además de decir que en general tardaban más de una hora en maquillarse. Sin sorpresas, ganó Carmen Farala y fue la encargada de emparejar a las reinas con los jugadores del equipo de rugby Madrid Titanes.

Los jugadores tuvieron que afeitarse y después ser maquillados por las drags con las que estuvieron charlando y conociéndose mientras pasaban por chapa y pintura.

Uno de los momentos más locos fue el del esparadrapo, los rugbiers no tenían ni idea de que les tocaría ponerse cinta en sus partes íntimas, con todo lo que conlleva.
En este capítulo, se tocaron temas sensibles pero muy necesarios, especialmente ante la escalada de violencia que el colectivo LGTBIQ+ está sufiendo, Pupi confesó que en su familia la homosexualidad es un tema tabú y el drag más aún.
Por otro lado, Neptuna, la pareja de Sagittaria, sufrió una agresión racista al grito de “coronavirus” que le dejó la friolera de veintidós días en el hospital.

Killer Queen y Slayer Queen vinieron pisando fuerte y se notaba la química que había entre ambas.La victoria se la llevó Carmen Farala, que se convirtió en finalista, además de ser una de las favoritas de la audiencia para llevarse la corona.
El lip sync a tres puso a Pupi, Killer y Sagittaria a bailar al ritmo de Chenoa.

Pese a estar muy reñido le tuvimos que decir sashay a Pupi Poisson con todo el dolor, por que la comedy queen de la edición se fue y la final la disputarán Carmen Farala, Sagittaria y Killer Queen.
Todos los fans ya se están preparando para el domingo que viene y con mucha incertidumbre sabremos quién es la mejor drag queen.

Que gane la mejor y no la caguéis.

Nuestra puntuación...

5/5

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email