Lil Nas X ‘Sun Goes Down’

Lil Nas X revive su pasado en 'Sun Goes Down'

Tras el enorme éxito de Montero (Call Me By Your Name), el rapero Lil Nas X lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a alcanzar la cima una vez más, pero esta vez desde el otro extremo.

Mientras que en Montero nos mostraba su versión más desfogada, libre, sensual y provocativa; su nuevo tema Sun Goes Down explora su pasado y lo revive con nostalgia. La primera toma de contacto con la canción, el propio título, hace referencia según ha explicado el cantante, al momento en que se hace de noche y nos da por pensar tumbados en la cama y cuestionarnos miles de cosas, incluida nuestra existencia, porque ¿a quién no le ha pasado esto? 

Nos adentramos en la letra y el videoclip

La canción es todo un viaje emocional donde Lil Nas llega a la conclusión de que la vida es un balance entre buenos y malos momentos. Experiencias que le han hecho conocerse a sí mismo y ser quien es hoy en día. Habla de la homofobia y el racismo interiorizados, cuando con tan solo 10 años se preguntaba porqué sus labios eran tan gordos o porqué su piel tan oscura. También se cuestionaba los “pensamientos homosexuales” que tenía y “rezaba a Dios” para que le librase de ellos.

Todo esto llevó al cantante a pensar en el suicidio, tal y como revela en una de las estrofas de la canción: Don’t wanna lie, I don’t want a life /Send me a gun and I’ll see the sun / I’d rather run away. Pero finalmente, se trata de una especie de carta a su yo más joven, donde le dice que está bien ser uno mismo y que debe vivir sin pensar en los errores pasados y la gente que ha tratado de hacerle daño.

El videoclip está dirigido por el propio Lil Nas X, junto a la productora Psycho Films y recrea muchos de los escenarios más presentes en su adolescencia, la cual revela que estuvo marcada por “la soledad y la depresión”. Así nos permite entrar en este universo que le pertenece solo a él, empezando por el Taco Bell en que trabajó durante buena parte de estos años, su habitación llena de posters y recuerdos, su clase y los pasillos del instituto y la noche de la conocidísima Prom americana, llena de luces color lila, como colofón.

Escenas como un destrozado Lil llorando en el baño o rezando en su habitación, que nos llevan hasta el momento en que él mismo consigue salir de la depresión que le asolaba y vivir conforme con quién es, sin esconderse ni dejarse pisar. Una enseñanza para todos nosotros y nosotras, un carta de amor propio y un reflejo del pasado lleno de experiencias que le han forjado y convertido en el hombre que hoy es: Lil Nas X.

Reproducir vídeo

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Alejandra García Vázquez

Redactora Web