Por Ginny y por Georgia

Por Ginny y por Georgia

Una madre soltera que huye de un oscuro pasado agarrándose a la ilegalidad, en busca de un nuevo futuro feliz y lleno de alegrías para ella y sus hijos, pero siempre perseguida por sus secretos. Y una hija adolescente que por primera vez en su vida se siente cómoda con el lugar en el que está, contenta de tener amigas, un novio y algo más, aunque no consigue encajar del todo por la falta de costumbre, y eso hace que empiecen las mentiras. Así es Ginny y Georgia, la nueva serie que Netflix estrenaba a finales de febrero, una madre que comete una locura tras otra por desesperación y salvar a su familia. 

Probablemente hayan oído hablar de ella tras la polémica con Taylor Swift. La cantante atacaba la serie por un desafortunado chiste que se producía en el último episodio de la temporada. Un personaje le decía a otro: “¿De qué te preocupas? Cambias más rápido de hombres que Taylor Swift”. La artista salió muy molesta del asunto, alegando que el comentario era “profundamente machista” y degradaba a “las mujeres trabajadoras” como ella. 

Fotograma de un episodio de Ginny y Georgia. Netflix

"Somos como 'Las Chicas Gilmore', pero con más tetas"

Más allá de la polémica, Ginny y Georgia, no está nada mal como serie de televisión. Se plantea una comparativa entre esta y Las Chicas Gilmore, pero más actual y trabajando diversos temas más contemporáneos. Hasta en uno de los capítulos, Georgia comentaba: “somos como Las Chicas Gilmore, pero con más tetas”. Temas tan a la orden del día como el cliché del amor romántico, feminismo interseccional, problemas de gestión emocional, diversidad sexual, unas primeras veces realistas y sin adornos como en muchas series y películas, el consumo de drogas… Ginny está explorando una vida adolescente que no conocía en la que la invitan a fiestas, beben, se emborrachan. Mientras que Georgia lucha por hacerse un hueco entre las madres competitivas de la ciudad. Todo lo que tiene de alegre y divertida, también lo tiene de desastre: es la quinta vez que se trasladan de ciudad y le rondan complicaciones peligrosas que tienen que ver con su pasado. Un pasado desconocido incluso por sus propios hijos. 

Tal y como comentaba el diario La Vanguardia, en comparación con Las Chicas Gilmore, plantea el fin de la edad de la inocencia y de las primeras veces después de un ‘te quiero’ y bajo la luz de las velas’. Y es que es así, pretende romper con el ideal de las típicas relaciones entre madre e hija que ponen en la televisión, dar ese punto de realidad agrio y, muchas veces durante la serie, doloroso. 

Ginny y Georgia ha llegado para hacerse notar, crear una reacción en el espectador no esperada en lo que podemos imaginar de una madre soltera y su hija. Nos hace ver que la adolescencia no es un lugar tan bonito como lo pintan en High School Musical, es una etapa llena de inseguridades y falta de autoconocimiento, y ni siquiera cómoda para muchas personas. Además, nos muestra a una madre frustrada por el trato que ha recibido desde muy joven, y que ha luchado por su familia como ha podido, ya sea de una forma legal o no. Aunque ambas decididas a encontrar su camino hacia la felicidad, estabilidad y seguridad. En definitiva, se acaba de estrenar la primera y ya estamos deseando que llegue la segunda temporada para poder acabar con esta intriga…

Nuestra valoración:
4/5

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Irene González Suárez

Redactora Web