The One: Ahora la génetica es el algoritmo

The One: Ahora la genética es el algoritmo

La serie de Netflix plantea un mundo en el que emparejarse según la genética

The One, la nueva serie de Netflix ha conseguido en pocos días enganchar a la audiencia y posicionarse entre los top 10 visionados de la plataforma streaming. ¿Será por sus aires a Black Mirror que tanta nostalgia nos traen? O ¿Porque la trama no lineal consigue cautivar al espectador desde el primer momento?

Creada por Howard Overman y basada en la novela homónima de John Marrs (2016), la serie proyecta un futuro no tan lejano en el que una empresa, The One, empareja a sus clientes en función del ADN, de esta forma se consiguen relaciones ideales y óptimas. El procedimiento es simple, se envía una muestra del ADN, se paga una tarifa y te encuentran a tu pareja genética perfecta.

¿Qué estarías dispuesto a dar por encontrar el amor?

El planteamiento es un tanto interesante teniendo en cuenta que actualmente estamos dispuestos a entregar nuestros datos más personales, nuestras fotos y nuestros perfiles en redes sociales a aplicaciones para ligar – como puede ser Tinder, Meetic o Badoo – con el fin de encontrar a la persona más afín a nosotros. No sería de extrañar que la próxima actualización sea dar una muestra de ADN.

El ansia por estar con alguien que te complemente queda reflejada muy bien en la serie. Sin embargo, no se saca tanto jugo al servicio de emparejamiento, queda relegado a un segundo plano, siendo el tema principal una investigación policíaca en torno a la muerte de un hombre relacionado la magnate de The One, Rebeca Webb, interpretada por Hannah Ware.

Así mismo, a lo largo de los 8 capítulos se desarrollan otras subtramas que también generan un debate abierto. Hannah y Mark (Lois Chimimba y Eric Kofi-Abrefa) están felizmente casados, pero a ella le aterra la idea de que haya una persona genéticamente perfecta para su marido. Decide buscarla, hacerse su amiga e intentar ser más como la pareja ideal de Mark, pero las cosas no salen como ella esperaba.

The One - Netflix
The One - Netflix

No le sacan partido a la idea del servicio The One

Partiendo de una idea completamente novedosa y sugerente, al final se convierte en un thriller más con amor de fondo. Eso sí, no falta el suspense y las sorpresas impactantes que cautivan la atención del espectador. Cabe hacer una mención especial a qué parte de la serie se ha grabado en Tenerife, con sus preciosas vistas y playas.

También se deja caer que estos datos serán utilizados para investigaciones científicas y médicas. Lo que refleja la hipocresía de la sociedad, dispuesta a compartir sus muestras de ADN única y exclusivamente para un beneficio propio, pero de primeras no para el bien común. Se verá más de esto en la segunda temporada que se estima que llegará en los primeros meses de 2022.

Lo mejor que deja esta serie es una reflexión sobre qué pasaría si realmente existiese un servicio de emparejamiento como The One. ¿Qué supondría que las decisiones amorosas se tomasen en base al resultado de un análisis genético? ¿Estarías dispuesto a participar en este proyecto? El éxito está asegurado. Ahora los genes son el algoritmo.

Reproducir vídeo

Nuestra puntuación...

3.1/5

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Celia Castillo

Redactora Web