Las grandes perdedoras en la historia de los Oscars

Las grandes perdedoras en la historia de los Oscars

“And the Oscar goes to…” es ya todo un reclamo que pone, cada año, a ciertos nombres en lo más alto de la fiebre mediática, al ser galardonados con el premio más importante de la cinematografía universal.

Con motivo de que la ceremonia de entrega de estas estatuillas está a punto de tener lugar, queremos recordar a las intérpretes femeninas con mayor número de candidaturas y que, sin embargo, nunca fueron premiadas con el conocido “chico dorado” por parte de la academia hollywoodiense.

Glenn Close es la gran loser de los Premios de la Academia de cine de Hollywood

Considerada como una de las actrices más importantes de su generación y protagonista de emblemáticos títulos como ‘Atracción fatal’ (A. Lyne, 1987) o ‘Las amistades peligrosas’ (S. Frears, 1988), Glenn Close no sabe lo que es subirse al escenario y recoger un Oscar, y es que la veterana intérprete ha cosechado nada más, y nada menos, que ocho nominaciones, lo que la sitúan en la categoría de gran perdedora de la historia de premiación.

Este año, vuelve a estar nominada, como mejor actriz de reparto por su participación en ‘Hillbilly, una elegía rural’, dirigida por Ron Howard, ¿irá a la octava la victoria?

Deborah Kerr, Amy Adams y Thelma Ritter acumulan seis nominaciones, sin victoria

Uno de los rostros más reconocidos, dentro del atrezzo de las películas del Hollywood dorado, de los años 50 y 60, Deborah Kerr conoció lo que significaba protagonizar grandes obras que aún se siguen admirando, siendo consideradas cintas de culto absoluto, como ‘De aquí a la eternidad’, dirigida por Fred Zinnemann, en 1951. Seis nominaciones y un premio honorífico, pero no competitivo, supusieron el broche a una carrera, prácticamente, impecable, encabezada por una actriz necesaria que, si no hubiese existido, se habría tenido que fabricar.

Si echamos la vista atrás, hasta poco más de una década, podemos observar el nombre de Amy Adams en muchas de las películas mejor criticadas de los últimos tiempos, junto a grandes rostros de la conocida pantalla. A sus 46 años, puede presumir de su amplio catálogo de cintas, entre las que destacan ‘La duda’ (John Patrick Shanley, 2008) ‘The Master’ (Paul Thomas Anderson, 2012), ‘American Hustle’ (David O. Russell, 2013) o ‘Vice’ (A. McKay, 2018), entre otras, suponiendo una injusticia, en mayúsculas, que la joven estadounidense aún no se haya visto laureada por parte de La Academia.

Thelma Ritter es una de mejores actrices de reparto que se recuerdan en la historia del Hollywood clásico. Participante en ‘Eva al desnudo’ (Joseph L. Mankiewicz, 1950), mantuvo el record, junto a Deborah Kerr, de nominaciones, sin victoria, hasta que fue superada por Glenn Close, aunque esto ella no pudo presenciarlo. Murió en 1969, víctima de un ataque cardíaco, poniendo fin a su destacada trayectoria.

Con cuatro candidaturas nos encontramos a Michelle Williams, Saoirse Ronan, Annette Bening, Greta Garbo, Barbara Stanwyck y Agnes Moorehead

Michelle Williams ha sido, quizás, la única que ha conseguido que una representación de la fallecida Marilyn Monroe cale en la gran audiencia. Por esa proeza fue reconocida con su tercera nominación al Oscar, como mejor actriz, pero luchar contra Meryl Streep y su dama de hierro era algo que podríamos catalogar de imposible, para cualquiera. A esa le precedieron dos más, como mejor actriz de reparto por ‘Brokeback Mountain’ (Ang Lee, 2005) y otra a la mejor interpretación femenina por ‘Blue Valentine’ (D. Cianfrance, 2010). Con ‘Manchester by the Sea’ (K. Lonergan, 2016) acudió en su último intento, sin suerte. Menos mal que los Globos de Oro no han perdido la oportunidad de otorgarla dos de sus, también, buscados trofeos

Saoirse Ronan es una de las caras más habituales de esta segunda mitad de década, en prestigiosos largometrajes. La que fuese nominada, con tan sólo 13 años, como mejor actriz de reparto, por su participación en ‘Expiación’, dirigida por Joe Wright, se ha convertido en todo un fenómeno cinematográfico por su presencia en títulos como ‘Brooklyn’ (J. Crowlwy, 2015), ‘Lady Bird’ (G. Gerwig, 2017), ‘María, reina de Escocia’ (J. Rourke, 2018) o ‘Mujercitas’ (G. Gerwig, 2019). Con la edad de 27, ha demostrado un enorme talento dentro de la industria y no hay duda de que, en un futuro, no muy lejano, conseguirá alzarse con la deseada figura dorada.

‘American Beauty’ (S. Mendes, 1999) fue la película que la puso en el disparadero, a pesar de llevar casi una década encarnando diferentes roles y habiendo cosechado una primera nominación, como mejor actriz de reparto, por ‘Los timadores’ (S. Frears, 1990). A esta se le acabarían sumando tres más como mejor interpretación femenina y es que Annette Bening ha demostrado saber hacer muy bien su trabajo y generar excelentes críticas, por parte de expertos en el medio. Sólo le falta ganar al “hombrecillo de oro” como guinda final a una impecable carrera sobre las tablas.

Testigo tanto del cine mudo, como del sonoro, y reconocida con cuatro nominaciones a la dorada estatuilla, la estrella de cine, Greta Garbo supuso un antes y un después en la historia de la cinematografía, gracias a sus dramáticas performances. Tras poco más de 20 años de actividad profesional, la Garbo se retiró de los flashes y de la vida pública para intentar llevar su existencia de la forma más anónima y sencilla posible. Fue reconocida, en 1954, con un Oscar honorífico, destacando “sus inolvidables interpretaciones”, pero no fue a recogerlo.

Una de las femme fatale más representativas de la pequeña pantalla y protagonista de ‘Perdición’ (B. Wilder, 1944), Barbara Stanwyck, llegó a acudir hasta en cuatro ocasiones a la gala de entrega de los Premios Oscar como nominada. No sería hasta 1981, cuando La Academia reconocería su amplia trayectoria profesional con un galardón honorífico.

Gracias a la serie de televisión ‘Embrujada’ o Bewitched, en su idioma original, Agnes Moorehead alcanzó la popularidad más absoluta, junto a Elizabeth Montgomery, la eterna bruja Samantha Stevens. La veterana actriz, que, entonces, contaba con 64 años, ya había alcanzado grandes triunfos en el territorio cinematográfico, entre ellos, cuatro nominaciones como mejor actriz de reparto en 1942, 1944, 1948 y 1964, respectivamente, además de haberse codeado con todas las estrellas del momento.

Por último, con tres oportunidades para conseguir el preciado galardón, se encuentran Michelle Pfeiffer, Sigourney Weaver, Natalie Wood y Angela Lansbury

Recientemente, ha confesado que no piensa retirarse del oficio y es que es indiscutible que la presencia de Michelle Pfeiffer es casi obligatoria. Quien fuera una de las actrices más rentables y cotizadas de la historia, y ganadora de un Globo de Oro, ha protagonizado grandes éxitos como ‘El precio del poder’ (B. de Palma, 1983), ‘Las brujas de Eastwick’ (G. Miller, 1987) o ‘Batman Returns’ (T. Burton, 1992), interpretando a la icónica heroína felina, Catwoman. Aún desconoce lo que es obtener un triunfo en el Dolby Theatre, pero, lo que está claro, es que la Pfeiffer está por encima de todo esto.

Fue la primera actriz en ganar dos Globos de Oro en la misma ceremonia de entrega del premio; su participación en la franquicia, de películas de ciencia ficción, Alien, la convirtieron una estrella internacional y le generaron su primera nominación al premio Oscar, como mejor interpretación femenina. La protagonista de ‘Gorilas en la niebla’ (M. Apted, 1988), Sigourney Weaver, conoce el éxito y la gloria y, aunque aún no pueda contar lo que supone llevarse esta victoria a casa, puede augurarse grandes sumas de taquilla en sus próximas y futuras intervenciones.

Una aparatosa caída, desde el yate Splendor, a las aguas del mar, supuso el fin para Natalie Wood, a los 43 años. La estrella de cine nunca más volvería a emanar esa luz que sólo ella era capaz de crear. Su talento se vio recompensado, siendo meramente una adolescente, con su primera nominación, como mejor actriz secundaria, por ‘Rebelde sin causa’ (N. Ray, 1955). Menos de una década después, ya poseía sus tres candidaturas y era considerada una de las actrices más populares de Hollywood. Nunca consiguió el máximo galardón, claro que tampoco le hacía falta ganarlo, ya lo había demostrado todo.

Casi con un siglo de vida y más de 70 años de profesión a las espaldas, Angela Lansbury, es todo un referente en el medio. Gran dama de la interpretación que ha desfilado por todas las plataformas posibles: teatro, cine y televisión, donde se convirtió en icono, gracias a su inolvidable personaje, Jessica Fletcher, en la serie ‘Se ha escrito un crimen’. A pesar de haber generado 18 nominaciones a los premios Emmy, nunca la premiaron, sin embargo, la internacional, sabe lo que es llevarse un Oscar honorífico, seis Globos de Oro, cinco Tonys y un Grammy.

Nuestra valoración

5/5

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email