Rocío Carrasco

Rocío Carrasco pasa de víctima a superviviente

Rocío Carrasco pasa de víctima a superviviente

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco. Fuente: Telecinco

Rocío Carrasco: “No me estaba faltando el respeto como mujer, me lo estaba faltando como madre”

El pasado domingo acudimos al estreno de los capítulos dos y tres de la docuserie que tiene en vilo a España: Rocío Carrasco, contar la verdad para seguir viva. En esta ocasión, la hija de “la más grande” narra cómo vivió un embarazo no planeado con tan solo 18 años, su matrimonio y el sufrimiento durante su segundo embarazo.

Durante estos capítulos podemos ver a una Rocío ilusionada por ser madre. Pero tanto su primer embarazo, como la posterior boda, estuvieron marcados por las traiciones de sus amigos y familiares.

“Tú estás loca”

Carrasco cuenta cómo fue esta etapa de su vida cuando los focos de las cámaras se apagaban. Mientras que de puertas para fuera reinaba la felicidad en la finca de La Moraleja, de puertas para dentro Rocío, embarazada de su segundo hijo, vivía un auténtico calvario provocado por su exmarido.

El presunto maltrato psicológico comienza a ser cada vez más palpable. Rocío comienza a intuir una posible infidelidad de su marido con la camarera de un bar y este niega lo evidente alegando que ella está loca, que su embarazo le está afectando a la cabeza y que va a malparir a su hijo.

La periodista Ana Bernal-Triviño, explica que este tipo de comentarios se conoce como “luz de gas”: un tipo de maltrato psicológico muy perverso y muy sutil, ya que se basa en poner en tela de juicio todo lo que la mujer dice o hace y, poco a poco, consigue que la mujer dude de forma constante y, finalmente, genera en la mujer una pérdida de autoestima.

El segundo embarazo de Rocío estuvo marcado por los desprecios, las infidelidades y las amenazas de su marido que afectan directamente al estado del bebé. La hija de Rocío Jurado decide que cuando nazca su hijo se divorciará de Antonio David.

“No era que hubiera herido mi orgullo de mujer porque me han puesto los cuernos. Era que yo estaba esperando un hijo suyo. No me estaba faltando el respeto como mujer, me lo estaba faltando como madre”.

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco y Antonio David durante su segundo embarazo

Rocío sigue con Antonio David pese a las infidelidades de este porque sus ideales acerca de la maternidad le impiden terminar con el matrimonio antes de que nazca su hijo. Una idea errónea de maternidad que tiene que estar por encima de todo y de todos e incluso de la propia vida de la madre. La idea arcaica de que cuando una mujer es madre ya no puede ser nada más que eso.

Cuando Rocío anuncia su entonces marido que pretende divorciarse. Él la amenaza diciéndola “Te vas a cagar. No vas a saber de dónde te van a venir”. Antonio David no solo tenía bajo su influencia a “Rociíto”, también logró pasar por alto a Rocío Jurado que no pudo ayudar a su hija porque la cantante tenía mucho miedo a los escándalos mediáticos. 

Rocío Jurado junto a su hija y su marido. Fuente: Korpa

¿Por qué habla después de 20 años?

Durante esta semana, tras la emisión de los primeros capítulos de la serie documental, se ha comentado mucho en múltiples medios de comunicación y en la calle el por qué Rocío Carrasco decide hablar ahora y no “cuando tocaba”. Y es que las mujeres víctimas de violencia de género no tienen que hablar “cuando toca”, sino cuando realmente se sienten preparadas para ello. En este caso vemos a una Rocío segura sí misma, habla sin miedo y principalmente lo hace como una forma de curación personal. El verbalizar toda la situación que ha vivido todo este tiempo le ayuda a pasar de ser víctima a ser superviviente.

Esta docuserie, a parte de descubrir el otro lado de la historia del matrimonio Flores-Carrasco también da qué pensar a la sociedad en su conjunto. El hecho de ver a un personaje público como Rocío contando su historia hace que muchas mujeres den el paso para denunciar. Desde la emisión de ”Rocío, contar la verdad para seguir viva”, las llamadas al 016 han subido un 42%, según afirma el Ministerio de Igualdad.

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Lucía Martín

Redactora Web