Lil Baby refleja la brutalidad policial en su actuación de los GRAMMYs

Lil Baby refleja la brutalidad policial en su actuación de los GRAMMYs

Lil Baby durante su actuación en los GRAMMYs

Lil Baby refleja la brutalidad policial en su actuación de los GRAMMYs. Dichos premios, que tuvieron lugar en la madrugada del 15 de marzo, regalaron momentos destacados que se quedarán grabados en más de una retina (aunque no por mucho tiempo). De entre todos ellos, y yendo más allá de una gala monótona consecuencia de los tiempos de pandemia, cabe destacar la ya mencionada actuación de Lil Baby. Con una crudeza explícita, usó sus minutos para reivindicar todo lo que giró en torno al #BlackLivesMatter a lo largo del pasado 2020

Brutalidad policial

La brutalidad policial fue la protagonista de los 4 minutos que Lil Baby utilizó para dar voz a un movimiento que, aunque lleva mucho tiempo siendo reivindicado, ha conseguido alzar la voz más alto que nunca. Desde el asesinato de George Floyd y Breonna Taylor, la sociedad parece haberse concienciado de que ser negro en América no es sencillo. El asfalto es un auténtica jungla donde, quien tiene el poder, abusa de él.

Lil Baby interpreta The Bigger Picture en la calle, envuelto en un ambiente oscuro que va dando paso a escenas y situaciones prototípicas. El espectador las descodifica justo como debe y en el tono que el artista desea. A veces se necesita muy poco para llegar. La cotidianidad acompañada de una letra cruda basta. La honestidad es suficiente para conectar. El momento destacado es ese en el que Tamika D Mallory dio un discurso dirigiéndose directamente al actual presidente Biden.

Antecedentes y galardones

No es la primera vez que un artista utiliza un altavoz como las entregas de premios para reivindicar el movimiento #BlackLivesMatter. Recientemente, Megan Thee Stallion hacía justicia al poder de la cultura negra en su presentación para los premios BET. Y de la misma forma que ella, lo han hecho otros como Roddy Ricch.

Además, la última ceremonia de los premios más importantes de la música a nivel mundial concedió el premio de mejor canción a I Can’t Breathe de H.E.R., que justo pilota en torno a esta misma temática. Por otro lado, las mujeres negras han sido las grandes ganadoras: desde Beyoncé rompiendo el récord por ser la artista femenina con más galardones (segunda en general) hasta Megan Thee Stallion, sin olvidar a la ya mencionada H.E.R

Lil Baby en su actuación en los GRAMMYs

¿Y el futuro?

Los premios GRAMMYs aún tienen mucho que mejorar. El racismo y la xenofobia siempre han sido acusaciones constantes gala tras gala. Que den voz a artistas que se posicionan claramente en contra de la brutalidad policial que lleva atormentado a los afroamericanos desde hace décadas no les libra del oportunismo. Quizá todo viene como una disculpa pública a artistas negros como Beyoncé, que vio cómo su álbum homónimo perdía frente al de Beck de una forma abierta y reconocidamente injusta.

 Habrá que ver si es solo una triste cuestión de “moda” o un intento por lavar su imagen, o si, de verdad, han aprendido la lección. Sea como sea, este año Lil Baby ha brillado con luz propia y ha levantado la voz por encima de cualquier otro artificio. Dirigiéndose directamente a Biden, ha hecho lo que a muchos no les dejaron: reivindicar, gritar bien alto… y respirar.

Una carrera marcada por el éxito

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email