Lo más destacado de los Grammys 2021

RESEÑA - Lo más destacado de los GRAMMYS 2021

Taylor Swift junto al equipo de folklore sosteniendo el premio a mejor álbum del año. Grammys

Anoche se celebró la noche más esperada, una celebración estelar de la música. Todos estábamos expectantes  y aunque muchos pensaban que se cancelarían debido a la COVID-19, la Academia ha optado por realizar una gala más prudente y más pausada, con actuaciones mucho más sencillas que se alejan de la iconicidad de otros años. Una gala con momentos destacados y momentos más ”meh!” como todas las cosas en esta vida.

¿Quiénes se hicieron con la estatuilla?

La entrega de premios se celebró en un salón exterior al Staples Center, que, anecdóticamente parecía un salón de bodas. Mesas con separaciones de seguridad, pocos asistentes, en concreto no más de dos por mesa. Presentaciones presenciales y otras pre-grabadas. Lo cierto es que ha sido una gala fría, pero con premiaciones variadas e inesperadas.

Beyoncé se hizo con dos premios marcando así un récord histórico. Es la artista femenina con más grammys, su canción Black Parade fue premiada con la mejor performance R&B.
Si es cierto que ha sido una gala con una fuerte presencia femenina (and we are here for that!), Megan Thee Stallion fue una de las triunfadoras llevándose uno de los más importantes de la noche, el de mejor artista nuevo, premio que recibió sorprendida y emocionada al nivel en el que no sabía que decir. Esto la convirtió en la segunda rapera de la historia en ganar esa categoría desde Lauryn Hill. Megan también fue premiada con la mejor canción rap y mejor canción rap-cantada por el remix de su hit Savage junto a Beyoncé. 

Megan y Beyoncé recibiendo el premio a mejor canción rap-cantada. Getty images
H.E.R. sosteniendo sus dos premios. Getty images

El premio a grabación del año se lo llevó Billie Eilish por everything i wanted y la canción del año ha sido I can’t breathe de la maravillosa H.E.R., canción de temática social sobre el movimiento black lives matter. Esta gala sin duda alguna aunque no haya sido como las de siempre, ha lanzado mensajes raciales importantes. 

El álbum del año es folklore de la exitosa Taylor Swift, un proyecto mucho más intimista, crudo y real que todos sus anteriores trabajos discográficos de la mano de Jack Antonoff (productor sobresaliente) y Aaron Dessner. Lo de Taylor fue inesperado, porque pasó desapercibida en todas las categorías pero sorprendió con la más importante de todas.

Otras categorías también esperadas como mejor álbum pop fue entregado a Dua Lipa por ese magnífico Future Nostalgia, la mejor canción pop se la llevó el ex-integrante de One Direction, Harry Styles por Watermelon Sugar. Por otra parte, el mejor dúo pop fue de Lady Gaga y Ariana Grande por esa unión que fue Rain on me. La gala pilló a Gaga en medio del rodaje de la nueva película de Ridley Scott, película que protagonizará junto a Adam Driver

Fue una noche de primeros grammys también, artistas como Bad Bunny se llevaron a casa la estatuilla a mejor albúm latino pop-urbano por YHLQMDLG. El productor y dj Kaytranada también se llevó a casa sus dos primeros grammys por mejor álbum electrónico y mejor canción dance por 10% junto a Kali Uchis.
El nigeriano Burna Boy también ganó su primer grammy al mejor album global por su trabajo Twice as tall. He echado en falta una victoria para el dúo Chloe x Halle, después de ese tan cuidado y afinado álbum Ungodly Hour, o a la visionaria FKA Twigs con el experimental MAGDELENE, Teyana Taylor también merecía pasear esa alfombra…

Actuaciones sencillas y resultantes

Este año los Grammys no serán recordados por sus actuaciones, al menos por la mayoría de sus actuaciones. La situación de pandemia actual ha reducido los equipos de trabajo, así como ha obligado a los artistas a realizar actuaciones mucho más sencillas, como las de antes (pero no cualitativamente). Este año los artistas, se han abrazado a la sencillez, pero de forma resultante. Destaca el debut del grupo nominado Black Pumas, que han servido calidad con su single más exitoso, Colors. La mezcla de soul-indie y la voz de Eric Burton junto a aquellas coristas son sin duda un delicatessen musical:

Por otro lado, Megan Thee Stallion reinventó sus dos singles más exitosos adaptándolos a un formato cabaret, mucho brilli-brilli, muy classy sin dejar de ser sassy, y sin dejar de lado ese carácter salvaje que caracteriza a Megan, se encontraba cómoda, fluida y disfrutaba el momento.

Megan Thee Stallion durante su medley de ''Body'' y ''Savage (Remix)''

Silk Sonic, el grupo formado por el cantante Bruno Mars y el productor y rapero Anderson.Paak también puso su arte en las pantallas ofreciendo una performance de su primer single juntos Leave the door open. El dúo se asemejaba estéticamente a aquellos Jackson Five, la performance fue perfecta vocalmente, y el montaje, una obra ochentera. 

Y llega el turno de mi favorita de la noche, el nominado Lil Baby, que con su tema The Bigger Picture puso en la mesa un tema social muy necesario, el problema del racismo en EEUU. La performance, que fue pre-grabada, muestra un poco lo que han sido estos últimos meses, o quizá lo que ha sido desde siempre, para la comunidad negra. Una actuación potente, cruda, real y honesta que nos puso la piel de gallina.

Reproducir vídeo

Burna Boy hizo desde Nigeria y desde el corazón y de una forma muy visualmente placentera y entretenida, una actuación redonda. No es de la propia gala oficial, sino de una ceremonia previa que fue televisada, pero merece su hueco aquí. 

El británico Harry Styles hizo su debut en la premiación con una impecable actuación de su single más vendido hasta la fecha, Watermelon Sugar. Su presencia en el escenario, esa boa verde de plumas, esa forma de cantar y de moverse nos hipnotiza.

Reproducir vídeo

Podemos mencionar también la actuación de la premiada Taylor Swift, que realizó un medley de folklore en medio del bosqueDoja Cat, aunque cantaba por millonésima vez Say So, la reinventó de forma diferente una vez más y no dejó indiferente a nadie. El In Memoriam de la noche también nos dejó presentaciones destacables.

Realmente, todas las actuaciones en términos generales estuvieron bastante acertadas. Pero se alejan mucho de lo que han sido otros años.

Una celebración apática

Este año los GRAMMYS han sido prudentes, fríos, no transmitían la sensación de celebración que sí ha transmitido en otras entregas. Aunque algo es algo, es importante apostar por la #culturasegura y luchar por una industria que está siendo tan alejada de ayudas, de público. Esta entrega ha sido polémica desde el momento en que se anunciaron las nominaciones, la forma en que han invisibilizado a muchas mujeres, aunque luego hayan sido mujeres las grandes ganadoras, aunque luego hayan sido las mujeres las que hayan hecho historia.

Una celebración sin besos, sin abrazos, sin compartir.
Pero manteniéndose firme, eso es lo único que importa.

Comparte en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Avatar
Garci Romero

Director y Coordinador de Contenidos Online