Canciones de ayer con voces de hoy en los Goya 2021

La 35 edición de la gala de los Goya celebrada el pasado sábado fue peculiar en muchos sentidos: sin público, sin ganadores.Con la única presencia de los entregadores de las estatuillas y los presentadores de la ceremonia: María Casado y Antonio Banderas. Una gala atípica para un momento atípico, llena de homenajes, emociones, agradecimientos y reivindicaciones feministas. Las actuaciones siguieron esa tónica que planteaba la gala. Cantos al cine de entonces con voces femeninas de hoy.

Nathy Peluso sorprendió con la primera actuación de la noche. La cantante argentina interpretó La violetera, un cuplé compuesto por José Padilla en 1914 y cuya interpretación más conocida llegó de la mano de Sara Montiel en 1958 para la película homónima: La violetera. Peluso defendió una actuación muy alejada de su género: la música urbana y reivindicativa. La cantante estuvo sola en el escenario, únicamente acompañada por la Orquesta Sinfónica de Málaga y sorprendió con una calidad vocal que muchos ponían en duda.

Para el momento más difícil de la gala: el In Memoriam, Vanesa Martín se subió al escenario del Teatro Soho de su ciudad, Málaga, para interpretar Una nube blanca, canción popularizada por Ana Belén. Con el respeto y la emoción que requería este momento, la cantante malagueña realizó una gran interpretación y quiso acordarse de “todas las familias que han perdido a uno de los suyos desde cualquier rincón del mundo”.

Diana Navarro y Carlos Latre, en la piel de Pepe Isbert, fueron los encargados de homenajear a Luis García Berlanga y a su película Bienvenido Mr. Marshall.Uno de los cineastas más populares de nuestro país nacía hace cien años y la Academia quiso rendirle un sentido homenaje con Coplilla de las divisas, más conocida como ‘Americanos, os recibimos con alegría’ compuesta, precisamente, por el cineasta para esa película.

Diana Navarro y Carlos Latre. Fuente: Ana Belén Fernández.

Antonio Banderas salió a presentar la que sería la última actuación de la noche, Happy Days Are Here Again, de su amiga Bárbara Streisand, quién quiso sumarse al apoyo a nuestro cine como hicieron otros amigos y amigas de Antonio Banderas. La canción fue interpretada por Aitana, y con ella quiso mandar un mensaje de esperanza al mundo con una escenografía compuesta por ventanas que podrían simular el confinamiento al que nos obligó la pandemia. A medida que avanzaba la canción la escenografía se transformaba en un cielo rosado en el que se podía leer “Tiempos felices. Noches felices”. Para muchos, fue sin duda, la actuación estrella de la noche que puso el broche final a una gala llena de esperanza y emoción.

Avatar
Lucía Martín

Redactora Web